Más que una vuelta por Cuba

Al hablar de viajes, recomendar que cosas vale la pena hacer y cuáles no, es una tarea muy complicada. Cada persona hace una planificación basándose en sus gustos y preferencias pero hay lugares o actividades que cuando estamos en otro país es imposible saltearse. Eso si pretendemos conocer verdaderamente lo que tiene para ofrecernos el lugar nuevo que vamos a visitar.

Antes de emprender el viaje a Cuba, con mi compañero organizamos que lugares eran imprescindibles en el recorrido que teníamos pensado hacer y cuales íbamos a ir metiendo en la planificación de forma improvisada, sobre la marcha.

La Habana, Santiago de Cuba y Santa Clara, eran nuestra prioridad ya que nuestro recorrido era más histórico que de hacer playa. Pero tampoco queríamos dejarla apartada del viaje, así que fuimos alternado. “Dos días recorrido histórico y uno de playa” con ese lema fuimos a Cuba y así termino siendo.

Lo que teníamos claro era que no queríamos perdernos de nada, pero en el trascurso del viaje nos terminamos dando cuenta que era imposible no tomarse los días de descanso. El cuerpo pasa factura, no importa la edad que tengas, si haces tres días seguidos de caminata extensa al día siguiente va a costar levantarse.

La Habana, el principio de nuestro recorrido

Nuestro viaje arranco en La Habana, ciudad preciosa, colorida, llena de música, historia, lucha, con un inmenso malecón que la rodea y el mar caribe costeándola. Museo de la Revolución (antiguo palacio presidencial), Museo de Bellas Artes, Pasaje Obispo, La Bodeguita del Medio, y muchos otros sitios de ese estilo se encuentran en el casco histórico.

Más alejado de ahí vamos a encontrar: La Plaza de la Revolución, con la famosa imagen del Che y Camilo Cienfuegos, Mausoleo de José Martí y, en frente a la Habana Vieja: El Castillo del Morro, fortaleza de la época colonial donde se sigue la tradición de tirar un cañonazo a las nueve de la noche, hora donde antiguamente se cerraban las puertas de la ciudad para protegerla de invasiones.

Todos esos lugares se pueden recorrer en el día. De noche La Habana es una ciudad que nos ofrece un montón de actividades, de todo tipo. Si disfrutan de las actividades culturales yo les recomiendo visitar la FAC (Fabrica de Arte Cubano), antigua fábrica de galletitas y hoy en día centro cultural, muy pintoresco y con actividades de todo tipo.

Si en vez de ir a la FAC prefieren hacer algo más tranquilo recomiendo el bar de jazz “La zorra y el cuervo” se encuentra ubicado en un subsuelo sobre la calle 23, una de las calles principales y con más movimiento de La Habana.

Playas de Varadero

Después de una noche larga se complica lograr despegar de la cama para seguir recorriendo, para no perder el día se puede ir a descansar a las Playas del Este. Nosotros logramos llegar a ahí tomándonos una “Guagua” (colectivo cubano) en frente del Capitolio, por tan solo un peso cubano.

“Las playas de Varadero son un diez, las de Este son un ocho” así fue como nos convenció una cubana de visitar Varadero y las playas del este, realmente son bellísimas.

Viñales, Cayo Jutías y más lugares

Un lugar que es pintoresco pero, para mi gusto muy armado para el turismo y un poco más caro que otros lugares en Cuba, es Viñales. Ubicada en la provincia de Pinar del Rio, Viñales está rodeada de terrenos montañosos. En ese lugar se pueden recorrer las plantaciones de tabaco, café, cuevas y si te tomas un “Almendrón” o “Auto Colectivo” (Auto casi siempre de los años cincuenta/sesenta que se comparte con otros turistas que van al mismo sitio que uno) se puede visitar Cayo Jutías.

Fue una de las playas que más me enamoro de Cuba, y el único Cayo que pude conocer. Un lugar virgen, de mucha vegetación donde todavía no hay explotación hotelera ni pueblos cercanos a ella, por esto mismo solo se puede ir a pasar el día. El mismo Almendrón que te lleva te espera hasta antes de anochecer para regresar a Viñales.

Matanzas, Viñales, Cienfuegos y Holguín son lugares que fueron agregados a la planificación que íbamos haciendo sobre la marcha. Aunque Matanzas, Cienfuegos y Holguín hayan sido sitios que a mi particularmente me gustaron mucho no los recomiendo visitar si planean hacer un viaje corto, no hay demasiado para hacer. Si se llega a pasar por Matanzas no hay que dejar de tener en cuenta que esta ciudad está a una distancia muy corta de Varadero, una de las playas que más visitan los turistas que pasan por Cuba y, según los cubanos, las mejores playas que tiene la isla.

Cuba Cayo Jutías

Santa Clara y Trinidad

Bajando hacia el lado oriental de la isla llegamos, primero a Santa Clara y después a uno de los lugares más antiguos de ésta, Trinidad.
Patrimonio Histórico de la Humanidad Trinidad es una ciudad colonial con mucho movimiento musical que se encuentra entre valles. Sus callecitas empedradas y tejas de barro hacen que viajes en el tiempo y te sientas dentro de un museo.

En el casco histórico vamos a encontrar la Escalinata de la música, Casa de la Trova, Museo de la lucha Clandestina, antiguo convento que tiene un mirador donde se puede apreciar la bella ciudad desde arriba al igual que en el Museo Municipal de Historia de Trinidad.

Cuba mirador Museo Municipal Histórico Trinidad

Si se quiere hacer playa se puede pasar el día en Playa Ancón. Quedan muy cerquita de Trinidad se llega ahí con un Almendrón.
Similar a la Habana, pero no igual, es la movida nocturna que tiene este hermoso lugar colonial.

Discotecas, Casa de la Trova y La Escalinata de la música son algunos de los lugares a los que se puede salir de noche.
Llegando a una de las tierras que más lucha emana se encuentra: Santa Clara.

El imponente mausoleo del Comandante Che Guevara se ubica en las afuera de ésta hermosa ciudad, es un lugar que para mi gusto es imposible perderse. El recorrido no lleva mucho tiempo así que ese mismo día se puede aprovechar y, siguiendo con el recorrido histórico, se puede ir a visitar el famoso tren blindado.

Cuba mausoleo che guevara

Santiago de Cuba

Conocer Trinidad y Santa Clara no lleva más de dos días, son ciudades pequeñas pero muy pintorescas e imprescindibles a la hora de hacer una visita a Cuba.
Cambiando de provincia, pasamos a la que se encuentra ubicada más al oriente: Santiago de Cuba.

Esta hermosa provincia esta minada de lugares para recorrer y conocer. Nosotros decidimos quedarnos tres días. Era el lugar que más esperábamos llegar de todos los que teníamos en la planificación del viaje, la gente, su historia, todos nos decían que Santiago era mágica, y si, así era.

El Cuartel Moncada, hoy en día Museo escuela, Hospital Militar, museo donde Fidel pronuncio su autodefensa en el juicio, conocida como “La historia me absolverá”, y el Cementerio Santa Ifigenia donde se encuentran los restos del Comandante Fidel Castro Ruz y de otras reconocidas figuras de la historia de la Isla. Estos tres lugares se pueden conocer en un mismo día.

Granjita Siboney y Castillo del Morro de San Pedro, antigua fortaleza que fue declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, se pueden recorrer en otro.
La distancia que separan a la Granjita Siboney de El castillo de Morro es bastante lejos, para visitarlos se puede tomar un Almendrón que los traslade a los dos lugares y los espere hasta que terminen de recorrerlos.

Otra actividad que no estaba planificada hacer y que nos emocionó mucho fue subir a la Sierra Maestra. Si te gusta y disfrutas de las caminatas y panorama natural, o sos un aficionado de la historia cubana es un lugar increíble que no podes perderte. Vas a encontrarte rodeado de Sierras llenas de vegetación selvática y un clima bastante húmedo.

Cuba Sierra Maestra

Cuba Sierra Maestra

Es una excursión que lleva hacerla casi todo el día, llegar hasta ahí tarda más o menos tres horas de viaje y después subir la Sierra y hacer el recorrido de los lugares históricos como, La Comandancia, Radio Rebelde y otros sitios, cinco o seis horas. Es cansador pero el hermoso paisaje que te rodea hace que todo sea muy disfrutable.

Si en vez de hacer alguna de las actividades de ese estilo prefieren hacer día de playa pueden tomarse un Almendrón o Guagua hasta las playas que tiene Santiago.

Guardalavaca

Cuando terminamos de recorrer la provincia que estaba más al Oriente tuvimos que decidir donde queríamos terminar nuestro viaje, el lugar que escogimos fue hacer playa en Guardalavaca, pero no son las únicas. Muchos conocidos que nos hicimos en el trascurso del viaje eligieron conocer otras, como las de Baracoa, Camagüey, al ser una isla las playas siempre están cerca y en su mayoría son hermosas.

Agua cristalina, arena blanca, pocas olas, así son las costas. Solo Baracoa se sale de estos paramentos. Algunas de sus costas tienen arena de color oscuro, casi negra. Esto hace que resalte el color turquesa del mar caribe. En Guardalavaca hay una de las barreras de coral más grandes de Cuba, por esto mismo se puede bucear. La excursión de buceo nos costó 50 CUC (50 US$), no es una actividad económica pero es otra gran experiencia que hay que intentar no perderse.

Cuba playa Guardalavaca

La experiencia de parar en casa de familia en Cuba

En este lugar, a pesar de ser un sitio muy concurrido por turistas, nos resultó económico en cuanto a hospedaje. En todos los lugares que visitamos paramos en casa de familia. Las familias alquilan habitaciones que, casi siempre, tienen baño. Esto hace que te sientas muy cómodo, como en tu casa. A lo largo del viaje nos hospedamos de esta manera, nos gustaba mucho poder establecer vínculos con esas familias. No importa por donde pasen, en todos van a encontrar casas de familias. Se distinguen porque en la puerta tienen un loguito azul, ellos lo llaman “El ancla”, de esa manera logras identificarlas. Para nosotros fue una gran experiencia donde siempre terminamos llevándonos mucho más que con lo que habíamos llegado a ese lugar, era parte de nuestro viaje conocer las familias cubanas. Los precios de las habitaciones rondan entre los 25 y 30 CUC.

Cuba logo casa familia

Las monedas cubanas

Cuba se maneja con dos monedas, con los “CUC” y con los “Pesos Cubanos”. Todas las actividades y lugares que son turísticos van a estar en CUC, en pesos cubanos vas a poder pagar cuando visiten lugares que suelen concurrir los cubanos. (Panaderías, verdulerías, algunos almacenes, etc)
El tema de la moneda causa mucha confusión, cuesta adaptarse al cambio de valor que tiene cada una, 1 CUC es igual a 25 pesos cubanos, y 1 CUC es igual a 1 euro.

Si pretendemos llevar dólares en vez de euros tenemos que saber que el dólar en Cuba tiene un impuesto del 15%, o sea que si yo voy a una CADECA (Casa de cambio) y cambio 100 dólares voy a recibir 87 CUC, pero si cambio 100 euros voy a recibir 100 CUC, o sea que conviene más llevar euros que dólares.

Otro tema importante, el transporte y la seguridad

Los turistas si quieren moverse de una provincia a otra pueden hacerlo por “Vía Azul” o “Transtur” recorren de punta a punta la Isla. Casi siempre estas dos líneas de ómnibus están colapsadas, si tienen que sacar pasajes intenten hacerlo con tres días de anticipación. Si no llegan a conseguir en “Vía azul” o “Transtur” pueden viajar en los famosos Almendrones, pero es mucho más cómodo decidir con anticipación qué hacer y viajar en alguna de esas dos líneas de ómnibus. El viaje más caro estará 55 CUC, después todos los precios son menores a ese.

La seguridad en Cuba es algo excepcional, al igual que su gente, que sus paisajes, que su música y su historia, así que después de saber y tener en cuenta todas estas cuestiones no queda más que disfrutar y aprender del viaje y del hermoso lugar que vamos a conocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *