Canción de Hollywood

“Hollywood esta desierto , tengo que volver al sol” Serú Giran, 1979

La certeza estaba ahí, no pude verla. Será que estaba encandilado por tantas luces? El loco de bigote bicolor lo dijo hace casi 50 años, yo lo sabía, pero no quise verlo. La ciudad, se nos mea de risa, nena.

En noviembre de 20015 emprendimos un faraónico, trabajoso y ambicioso viaje por la costa oeste de USA. Nos llevó 5 minutos tomar la decisión de hacerlo pero meses la organización y planificación. Éramos un grupo heterogéneo, mucho niño, distintas edades, distintos gustos. Al pensar en los Ángeles hubo una decisión unánime y sumamente espontánea: Tenemos que ir a Hollywood, al paseo de la fama, ver el cartel, adonde se entregan los Oscars.

Cada uno lo dijo de distinta manera, incluso los niños, pero todos los caminos conducían a Hollywood. Tanto era el entusiasmo que al diagramar los días, decidimos destinarle el primer día para arrancar con todo el viaje…..

familiar hollywood

Luego de un largo viaje, escalas, migraciones, retirar los autos y ( finalmente) acomodarnos en el hotel estábamos listos para arrancar, pusimos “Hollywood boulevard” en el GPS y allá fuimos!!! La voz española del dispositivo indicaba que allí estábamos y decidimos dejar el auto en un garage. La idea, textual, fue “dejamos el auto sobre la Hollywood, a 10 cuadras de Dolby theatre, así vamos viendo el paseo de la fama”, Perfecto, así lo hicimos.

Tenemos hambre, mucho hambre

Los niños se hicieron notar y debíamos responder a su pedido, así que decidimos parar en el primer local de comida rápida que encontrasemos, total en EEUU hay uno de esos cada 30 metros. Bueno, no, no había. “Preguntemosle a ese policía” , y allá fuimos. El oficial nos mira con extraño rostro de desconcierto y nos contesta que no había ese tipo de lugares en ese barrio. De ese modo, asumiendo el riesgo de morir de inanición, decidimos caminar lo que hiciera falta pero con la premisa de que no importaba que, ni cuánto costara, HABIA QUE PARAR EN EL PRIMER LOCAL QUE APAREZCA.

Caminamos dos cuadras sobre estrellas de gente que nadie conoce hasta que… EL OASIS: una pizzería. Acaso fue la mejor pizza que comí en mi vida o fue solamente que llegó en el momento justo? Nunca lo sabré, pero funcionó. Panza llena y corazón contento, ahora a pasear!

pizza por hollywood

A pasear por Hollywood

Empezamos a caminar y los colales tenían un comportamiento cíclico. Lo único que se veía recurrentemente eran : Sex shop, local de souvenires, local de pipas y tabaqueria, sex shop, local de souvenires, local de pipas y tabaqueria. Eso fue Hollywood boulevard por 6 o 7 cuadras. La buena noticia es que las estrellitas que íbamos pisando empezaron a ser cada vez más conocida.

Paseo de las estrellas hollywood

En la mitad de este recorrido recién mencionado hubo una bocanada de optimismo. En una esquina, a punto de cruzar la calle vimos el mítico cartel que se dejaba entrever entre los edificios. Letras, en una montaña, nada mas , pero en ese momento nos significaba todo. Representaba exactamente lo que fuimos a buscar. Ahí ,justo en ese momento recordé una frase que una profesora nos dijo que jamás olvidariamos. Fue pregunta de exámen (en todos) durante 3 años. Decía, y repito de memoria y como un mantra.

cartel hollywood

Un signo, según Umberto Eco, es un elemento que tiene por significación un plus que está ausente, pero se hace presente a través de él.
(No me lo olvidé profe)

Seguimos caminando entre pipas , corpiños y llaveros de I love Hollywood hasta llegar a LA CUADRA. Si, amigos, todo lo que uno ve, el glamour, los personajes caracterizados, el teatro de los Oscar, los locales, todo se resume a una cuadra. Ojo, es una linda cuadra, si logras esquivar al remanente de falsos Ironman y pikachus que no quedaron en el casting del tren de la alegría. Al entrar al Dolby theatre nuestras caras de “nos estafaron” se fueron transformando en sonrisas. En ese lugar hay una suerte de shopping con muchos espacios al aire libre, balcones con vista al dichoso cartel, un par de locales gastronómicos y lo mejorcito: Sweet! ( La dulcería más grande del mundo). Ese local es un típico ejemplo de local transformado en atracción, la especialidad de la casa en USA. Chocolates y dulces de todos los colores y estilos, chocolates de películas, CHOCOLATES DE STAN LEE (NERD ALERT) y hasta incluso , la posibilidad de hacerte una barra de chocolate a medida.

Ese fue tan sólo el principio, de un largo y hermoso viaje, y nos fuimos amigando con la ciudad al pasar los días, pero aprendimos algo: NO TODO LO QUE RELUCE ES HOLLYWOOD

2 thoughts on “Canción de Hollywood

  1. Como olvidarme de ese primer día !!! Lo lindo es que luego de eso, todo o casi todo fue subiendo y superando expectativas…excepto el tránsito . Ese será tema de otro posteo no ?!

  2. Que maravilloso viaje!!! Eramos 10 y todo salió impecable, disfrutamos desde ese primer día en un lugar tan renombrado como bizarro.
    Quien vaya caminando por esas calles no de asuste y siga caminando, vale la pena y es muy divertido todo lo que uno se va encontrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *