Zaanse Schans y Voledam, entre molinos, quesos y zuecos

Hace unos días armamos un viaje por Europa central, en donde unos de los destinos a visitar era Amsterdam, y mencionábamos que en el caso de tener un día extra, podrían hacer esta excursión… pero me parece que no quedó muy claro, entonces me pareció bien hacer justicia y dedicarle un post en particular a la ciudad de Voledam, para convencerlos que no tienen que dejar esta actividad por si les queda un día extra, deben planificar el viaje con esta visita incluida!
(POST: ARMAMOS TU VIAJE POR EUROPA CENTRAL)

El paseo se puede reservar desde nuestro país previo al viaje, o sin ningún problema en una de las oficinas que se encuentran por el centro, nosotros optamos por esta última opción ya que siempre hay alguna promoción disponible para aprovechar. Lo que sí… resérvenla uno o dos días antes.

Primera parada: Zaanse Schans

La excursión tiene varios horarios de salidas pero nosotros optamos por una de las primeras de la mañana (Arrancan al rededor de las 9 am). Luego de un viaje de aproximadamente media hora (VER RUTA) llegamos al pueblo de Zaanse Schans. Lo primero que me impresionó apenas bajamos, al margen de ver en el fondo los molinos y las típicas casas tradicionales del siglo XV, era la gente usando zuecos. Perdón la ignorancia… pero en mi mente eso había dejado de usarse en la prehistoria, pero no! La gente realmente caminaba con esas “zapatillas de madera” en los pies!!!

Zaanse Schans zuecos voledam

Caminamos por el barrio pasando por varios molinos, hasta finalmente llegar al que nos estaba esperando para entrar, y luego de una muy amable bienvenida y puesta en contexto, en donde por ejemplo se nos explicó como esta zona fue la que convirtió a Holanda en una potencia mundial, llego lo esperado, entrar la molino a ver como realmente es que funciona!

Este molino al que tuvimos la suerte de entrar, realiza trabajos de carpintería por así decirlo, las aspas se mueven con el viento y eso mediante un mecanismo mueve a su vez las sierras que van cortando la madera, ajustable a la medida que haga falta. Todo con la fuerza natural.

Zaanse Schans molino voledam

Ahora sí… volvemos al micro y partimos rumbo al segundo destino, Voledam.
Ruta hacia Voledam

Voledam y la isla de Marken

Al llegar a la ciudad de Voledam fuimos primero al museo de la ciudad, que explica un poco la historia de como fueron indispensables para convertir al país en una potencia, y luego de eso y caminar por las calles repleta de canales y casas típicas, llegamos al centro y específicamente a una fábrica de quesos.

voledam museum

Ahí fue donde en una explicación de unos 20 minutos, nos contaron cómo se realiza el proceso de producción de los diferentes quesos de la zona, para finalmente pasar a una muy buena degustación y obviamente un shop para comprar todo lo probado.

fábrica quesos voledam

Luego de esa actividad llegó la hora del tiempo libre hasta que partiera el barco hasta la isla de Marken. En nuestro caso, usamos el tiempo libre para almorzar (mariscos, por supuesto) en uno de los bares de la zona, bien típicos de una zona portuaria y con una calidad y atención excelente.

voledam puerto
boat barco voledam

Ahora sí, partió el barco rumbo a la isla donde visitaríamos una fábrica de zuecos, que en los papeles era la parte más aburrida del paseo, pero finalmente fue una gran atracción! Honestamente no tenía la más mínima idea de como se hacían y como dije antes, que aún se seguían usando, y además particularmente me gusta mucho aprender este tipo de cosas y ver como de un pedazo de tronco de árbol se llega a un zueco perfecto. El proceso si bien intervienen máquinas, es bastante manual y lleva su tiempo. Obviamente al finalizar la demostración, nos probamos los zuecos y realmente, son imposibles de usar 🙁

fábrica zuecos voledam
fábrica zuecos voledam

Se terminó el paseo, el micro nos dejó en pleno centro de Amsterdam y nosotros más que felices volvimos caminando por esas hermosas calles de una de las ciudades europeas que más nos enamoró.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

2 thoughts on “Zaanse Schans y Voledam, entre molinos, quesos y zuecos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *